Monday, November 27, 2006


Cuando recien aprendí a surfear fuí al Km 51, estaba suave, había no menos de 5 personas en total y las olas estaban grandisisimas, apenas y podía pasar la barrera donde rompían las olas, avanzaba 2 metros y cuando venía la siguiente me atrasaba 3, bien desesperante. En una de esas que el mar se calmó tantito aproveché para irme hasta el fondo. Y yo ahí sentado en mi tabla todo inexperto esperando a una ola para que hiciera lo que quisiera conmigo, al fin y al cabos yo no sabia ni madres de como surfear. Cuando me decidí por fin aventarme enfrente de una ola gigantisima la tabla se me fué para abajo y la punta se atascó en la arena y con la cola de la tabla y la fuerza de la ola atras de mi me dí un super putazote entre abajito de mi ombligo y arribibita de mi pipí. No pude caminar bien como por días y me dejó una pequeña cicatriz, pero aún no me doy por vencido, algun día surfearé una de estas olas, desde que nace enmedio, hasta que termina por romper en la orilla, y todas las zangoloteadas, fregazos, moretes, la desesperación y las casi ahogadas habrán valido la pena.

1 Comments:

Blogger Anita said...

uy... te pasaste... yo no mas sentí el dolor... a suerte tuya que no te hiciste nada en el interior... pudiste lastimar tu vejiga... o tu prostata... bueno.. intenta con mas calma..
un besito y un abrazo .. nos estamos leyendo

3:57 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home