Sunday, October 22, 2006

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Este es mi perro, creo que nunca se los había presentado, es una mezcla de cocker con maltés y se llama Robie, pero todo mundo le dice Robin y lo compré en una casa por la colonia Centenario en el verano del '94. Desde entonces ha sido mi única mascota. Despues de un año con Robin tuvimos a Percy, al principio cuando la queriamos no nos la querian dar porque estaba bien cachorrita y bonita aunque era una perra bien corriente de la calle, pero luego nos la regalaron porque se puso bien fea, aparte que queriamos a una perra para que Robin se la zampara y dejara de echarse al doberman -Dago- macho de Don Chuy, pero la muy perra cuando Robin queria Chaka-Chaka ella se sentaba y pues no lo dejaba hacer nada de nada. Una mañana antes de irme a la Nueva Galicia los encontré pegados, me asusté mucho y desperté a mis papás pues porque estaba pegados y eso no era normal, cuando volví de la escuela ya me explicaron todo pero la angustia de toda la mañana que mis perros estaban enfermos nadie me la quitó.

Robin y Percy se complementaban muy bien, Él era muy chiquión con la comida y ella se comía todo lo que el dejaba, hasta el elote se lo comía granito por granito, se veia bien chistosa con sus dos patas sobre el elote y mordiendo los granos ajjjaajaja. También siempre se correteaban por todo el patio yendo y viniendo hasta que se cansaban y al final Percy se hechaba en la puerta y Robin le lamía el hocico y la oreja a Percy. Tuvieron una camada de ocho cachorritos, nacieron un 1ro de Enero, pero uno murió -no recuerdo el año-. Los tuvo en el fondo bajo las escaleras del patio y yo era el único a quien no le gruñia al acercarme a ella y los cachorros, no dejaba que nadie -ni Robin- se le acercaran, muy buena madre eso si. A los meses cuando los cachorritos ya podían regalarse los vendimos -regalamos- todos a 20 pesos porque era imposible mantener nueve perros en una casa como la naca. Los tres nos pusimos muy tristes.

A pesar de todo esto Percy si que era toda una perra hecha y derecha, Una vez se nos escapó y se perdió por toda la tarde, la buscamos como locos y la venimos encontrando con el Dago, pegados. Me dió mucho coraje con ella de que fuera tan perra y Robin nomas se les quedaba viendo -impotente por no poder hacer nada-, me volteaba a ver a mi como pidiendome que hiciera algo y luego los veía a ellos, sentí que se le rompió el corazón. Esa fué una lección mas para el.

Robin siempre me ha parecido muy sabio, con su barbita blanca que tiene ahora, ha pasado por muchas cosas, pleitos -a veces ganaba y a veces perdía-, tambien mis descuidos hacia con el, y una muy fuerte para nosotros dos que fue nuestro primer contacto con la muerte de un ser querido: La muerte de Percy -la única companiera de toda su vida-. La encontré acostada en el patio bajo el calor del sol un domingo en la mañana, un hilito de sangre le salía de su hocico y se pegaba al pavimento caliente y sus ojos siempre cafes convertidos ahora en un azul metálico tenue pero muy profundos. No supe cuando ni de que murió, cuando ví a Percy acostada en el patio me negue a mi mismo que estaba muerta, -esta dormida- me repetía a mi mismo, pero no, su cuerpo estaba inerte, corrí con Robin, lo abrace e inmediatamente lo entendí, volteó a ver mis ojos y entendí su pérdida -y tambien la mía- no tarde nada en soltar las lágrimas y pensar que todo eso habia sido mi culpa. En el camino de mi casa a la orilla del cerro íba sentado yo atrás junto con Robin y Percy envuelta en la cajuela, la habiamos envuelto en un costal de elotes y la enterramos a la orilla de un cerro cerca de la naca, Robin estuvo bien quietecito junto a mi en todo el ritual mirando como Percy quedaba sepultada poco a poquito tras cada palada de tierra queriendo entender a la fuerza ese dificil proceso de vida y muerte. Yo estaba llorando y el también, pero el sin lágrimas.

A veces cuando lo veo recostado en el piso me pregunto si acaso recuerda a Percy y de lo bien que se la pasaba con ella, yo digo que si la extraña mucho. Estoy seguro que son de esas cosas bonitas que se recuerdan para siempre y que nunca se olvidan por mas tiempo que pase.

Photobucket - Video and Image Hosting

9 Comments:

Anonymous Azuka said...

Ahhh que triste....
siempre que se me moria una mascota
los abrazaba bien fuerte y me ponia a llorar... y solo se me quedavan biendo como diciendome no llores :-( y me ponia mas triste.... pobresillo de robie.

8:48 AM  
Blogger Hermana said...

ternura... ese perro me encanta, haha aunque me daba asquito antes, pero ahora veo un robin en Keno :O

(Dude, I'm back)

11:07 AM  
Anonymous Anonymous said...

Anoche tuve que ir a la comida china por mi propia galleta de la suerte para poder filosofar sobre ella, comi bien rico, con buena compañia y un chorro de hambre, al final pagamos la cuenta, nos estamos yendo y me acuerdo de mi galleta de la suerte (la unica razon por la que quise comer comida china) y la tipa me dice: "¡Aaahh, se acabaron!", WTF, maldicion...
Me quede sin filosofar.

Yo tambien tengo un perro, pero esta morrito, es el que mas me ha durado (cuatro años), todas mis demas mascotas o se mueren o se escapan...

Saludos.

1:46 PM  
Anonymous GN said...

Cano, Robin está hermoso, igual que tu relato.
Cuídate y cuídalo
Saludos
GN

2:13 PM  
Blogger * bleh' said...

ala madree canoo!, yo tenia un perro igualitooooo!!! luego te subo su foto para que la veas nomas que ya era mas adulto pero IGUALITOOOOOO!

3:55 PM  
Anonymous Anonymous said...

"todo principio tiene su fin... solo ahi q saber aceptarlo" cruel pero cierto.

TQM... No lo digo d seguido pero lo sabes

M.E.D.L.

5:05 PM  
Blogger Cris ^^ said...

Siento mucho lo de tu perrita, yo se lo que se siente eso, acabo de perder a mi perro hace 4 meses =(, 13 años estuvo conmigo, y aunque la tristeza sigue ahi, siempre lo recuerdo con un sonrisa... asi que animo muchacho !!
Por cierto gracias por leer mi blog se agradece y tambien tu comentario ^_^.

9:31 PM  
Blogger Anita said...

hey.. que triste... y a quien no se le murió una mascota?? ese sentimiento es muy profundo y respetable, cuando mi perro Rocky falleció.. pues mi otro perrito el señor Peluche aullo unos días y luego se aguanto la tristeza y ya esta mas tranquilo.. era su mejor amigo...
sacias por la visita, nos estamos leyendo, espero no te moleste te agregue a mi lista de los que amo leer... un abrazo y un beso

9:25 AM  
Anonymous caro said...

cuando mi tobi (schnauzer miniatura) se murio te juro ke lloreeee y lloreee como nuncaa habia llorado!! yo lo kise tanto y estabamos tan encariñados jaja ke cuando llego la pilarica a mi casa (una shi-tzu), hace ya 5 años, no la pude aceptar porke la vi como el "reemplazo" de mi tobi... y hasta la fecha no nos llevamos naada nada bien la he kerido regalar pero mis hermanos no me dejan :S jajaj

11:57 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home