Sunday, April 24, 2011

Querida,

Desde hace rato tenia muchas ganas de ir a una playa, asi que el domingo fuimos a Beppu a festejar mi cumple, la verdad ni parecia playa, mas bien un estero con el agua bien fria y cero olas, y nadie bañandose, nada parecido a Tij o cualquier otra playa que haya visto. Yayoi me regaló unas pantunflas de leon que tienen como con un trapeador de suela para limpiar el apartamento mientras camino y Asuka me regaló una botella de sake de Okinawa que luego me la tomaré.



Tambien fuimos a comer a un restaurante de sushis, muy curioso, hay un riel que pasea los platillos por todo el restaurante y solo agarras el que se te antoja, ya si quieres algo especial se lo pides al mesero y el te lo trae. Me preguntarás, ¿Pero si no ordenas, entonces como te cobran? Pues con gusto te contesto querida: te cobran por los platos que se te acumulan en la mesa, todos valen lo mismo. Puse la camara con una notita de "SONRIE" en Katakana y la dejé ir con el riel de los sushis para que recorriera todo el restaurante y que vieras a todos. Te pongo el video como otra prueba que los japoneses tienen poco sentido del humor y no los quieras sacar de su cajita porque se ponen bien nerviosos.









Ya quiero verte, te extraño